JUAN DE LA CRUZ: TRASCENDER

Coplas de el mismo, hechas sobre un éstasis de harta contemplación

Entréme donde no supe
y quedéme no sabiendo,
toda sciencia trascendiendo.

1

Yo no supe dónde entraba
porque cuando allí me vi
sin saver dónde me estaba
grandes cosas entendí;
no diré lo que sentí
que me quedé no sabiendo,
toda  sciencia trascendiendo.

2

De paz y de piedad
era la sciencia perfecta,
en profunda soledad
entendida vía recta,
era cosa tan secreta
que me quedé balbuciendo,
toda sciencia trascendiendo.

3

Estava tan embebido
tan absorto y ajenado
que se quedó mi sentido
de todo sentir privado,
y el espíritu dotado
de un entender no entendiendo,
toda sciencia trascendiendo.

4

Quanto más alto se suve
tanto menos se entendía
que es la tenebrosa nuve
que a la noche esclarecía,
por eso quien la sabía
queda siempre no sabiendo,
toda sciencia trascendiendo.

5

El que allí llega de vero
de sí mismo desfallesce
quanto sabía primero
mucho baxo le paresce,
y su sciencia tanto cresce
que se queda no sabiendo,
y su sciencia trascendiendo.

6

Este saber no sabiendo
es de tan alto poder
que los sabios arguyendo
jamás le pueden vencer,
que no llega su saber
a no entender entendiendo,
toda sciencia trascendiendo.

7

Y es de tan alta excelencia
aqueste summo saber
que no ay facultad ni ciencia
que le puedan emprender
quien se supiere vencer
con un no saber sabiendo,
yrá siempre trascendiendo.

8

Y si lo queréis oýr
consiste esta summa sciencia
en un subido sentir,
de la dibinal esencia
es obra de su clemencia
hazer quedar no entendiendo,
toda sciencia trascendiendo.

Cántico espiritual y Poesías, 1584.

(El texto preserva la ortografía original)

Comentario:

Este bellísimo poema es probablemente la descripción más simple y clara de la experiencia de trascender que se haya hecho en lengua española. Describe en términos sencillos y hermosos el proceso por el cual la mente se desliza desde la experiencia del estado de vigilia a la conciencia pura. Todavía más, Juan de la Cruz reconoce en esta experiencia la fuente de inspiración de toda su poesía.

Lo que caracteriza el estado de vigilia es la actividad mental. A través de los sentidos, la mente, el  intelecto y el ego individual, el sujeto experimenta un mundo fenoménico en constante cambio. Es, por ello, un estado excitado y relativo de la conciencia. Al exteriorizarse, la experiencia fenoménica de los diferentes contenidos y procesos mentales crea una especie de cortina que oculta la naturaleza real del conocedor, la conciencia pura que subyace continuamente a toda la actividad mental.  El sujeto se identifica con lo que experimenta y cree ser el objeto. La identificación es la consecuencia de la ignorancia del conocedor sobre su propia naturaleza, su propia conciencia.

Para poder experimentar claramente esta conciencia pura por primera vez es necesario que la cortina de actividad mental que la oculta cese. Pero ello debe hacerse de forma gradual y sistemática de modo que en este proceso la alerta no se pierda, y el sujeto permanezca plenamente despierto. Este proceso se denomina técnicamente ‘trascender’, ir más allá de los diferentes niveles de la actividad mental. El término védico es ‘dhyana’ (Yoga Sûtras, III.2). Es  natural que Juan de la Cruz use exactamente esta expresión una y otra vez para describir la misma experiencia: ‘toda sciencia trascendiendo’.

Al interiorizar la atención, la conciencia experimenta niveles de cada vez menor  actividad mental: los sentidos se aquietan, la actividad de pensar se reduce, así también lo hacen el intelecto y el ego individual. Al reducirse toda la actividad mental, la dualidad entre el sujeto y el objeto de experiencia se reduce también proporcionalmente.  La conciencia se unifica crecientemente a cada paso del proceso. Cada experiencia fenoménica crea un límite dentro de la conciencia, al trascender estos límites se disuelven y la conciencia se expande. El sentimiento de individualidad del ego también se reduce a medida que la conciencia experimenta niveles más unificados.

Finalmente toda la actividad mental cesa espontáneamente: ‘se quedó mi sentido de todo sentir privado’. No hay entonces percepciones, ni pensamientos, ni actividad del intelecto o del ego individual. Todos los contenidos y procesos mentales han cesado y lo único que queda es la conciencia despierta dentro de sí misma, a solas consigo misma: ‘en profunda soledad’. Por ello se llama conciencia pura, sólo conciencia. Cuando esta experiencia ocurre por primera vez es algo tan nuevo que resulta desconocido para la vigilia: ‘Yo no supe dónde entraba’, ‘sin saver dónde me estaba’. Es un estado trascendental, completamente más allá de la vigilia que ha sido ‘olvidada’: ‘quedéme no sabiendo, toda sciencia trascendiendo’. Se experimenta como un estado de total paz y perfección: ‘De paz y de piedad era la sciencia perfecta’. La conciencia experimenta una felicidad absoluta que hace imposible el deseo de nada mayor: ‘Estava tan embebido, tan absorto y ajenado’. El sentimiento de individualidad ha sido trascendido: ‘El que allí llega de vero de si mismo desfallesce’ y la conciencia pura se reconoce como universal.

Es un estado más allá de la dualidad del mundo fenoménico, en el que los opuestos están unificados: ‘y el espíritu dotado de un entender no entendiendo’, ‘un no saber sabiendo’. El conocedor se conoce a sí mismo plenamente y es, por ello, un estado de puro conocimiento sin mezcla de ignorancia: ‘grandes cosas entendí’, ‘era la sciencia perfecta’. Es el conocimiento supremo, la verdadera sabiduría: ‘Y es de tan alta excelencia aqueste summo saber’, ‘esta summa sciencia’. Infinitamente superior a cualquier conocimiento relativo del estado de vigilia que está siempre envuelto con la ignorancia: ‘quanto sabía primero mucho baxo le paresce, y su sciencia tanto cresce’.

El conocimiento es diferente en cada estado de conciencia. La experiencia de la vigilia no puede validar, ni tampoco invalidar este estado que es su propia prueba: ‘que no ay facultad ni ciencia que le puedan emprender’. La conciencia pura al ser trascendental está más allá del lenguaje fenoménico y el razonamiento lógico: ‘Este saber no sabiendo es de tan alto poder que los sabios arguyendo jamás le pueden vencer, que no llega su saber a no entender entendiendo, toda sciencia trascendiendo’.

Es el estado supremo: ‘Quanto más alto se suve’, experimentado como una iluminación de la conciencia: ‘que a la noche esclarecía’. Una vez alcanzado claramente, la experiencia es tan abrumadora que ya no se olvida: ‘por eso quien la sabía queda siempre no sabiendo, toda sciencia trascendiendo’. Es la experiencia directa de la realidad última de todo lo que existe: ‘Y si lo queréis oýr consiste esta summa sciencia en un subido sentir, de la dibinal esencia’. En sus obras, Juan de la Cruz usa diferentes nombres para esta experiencia. La llama ‘inteligencia pura’ (Subida del Monte Carmelo, II.14.11), ‘pura y sencilla luz’ y ‘sencilla y pura sabiduría’ (Subida del Monte Carmelo, II.15.4).

Esta experiencia de la conciencia pura ha sido también descrita en muchas tradiciones y en los textos de numerosos filósofos, artistas, poetas, científicos, místicos, etc. Posee un carácter universal, no porque todos la hayan tenido, sino porque aquellos que la han experimentado la describen de una forma extremadamente similar, a pesar de las diferencias de época, lugar y lenguaje. Se describe como la experiencia de la realidad última, no sólo del sujeto, sino de todo lo que existe. Presenta propiedades que son extremadamente paralelas a las  que la física cuántica atribuye al Campo Unificado: la fuente de todas las fuerzas, la energía y la materia del universo.

Parménides llamó a la filosofía aletheia, la verdad es la desvelación del ser, apartar el velo que oculta la verdadera realidad. Platón definió la filosofía como la búsqueda del estado de sabiduría, ‘sophía’, más allá de la experiencia sensorial (doxa) del mundo de los contrarios Descripciones semejantes se hallan en Filón, Plotino (éxtasis), Proclo, Agustín, Buenaventura, Eckhart, Cusa, Boehme, Descartes, Spinoza, Fichte, Schelling, Hegel, Bergson y Husserl.

Didáctica:

Este texto literario es adecuado para introducir el tema de la conciencia y sus diferentes estados, así como su relación con el conocimiento y el desarrollo del potencial humano dentro de los bloques sobre ‘Conocimiento y realidad’ y sobre el ‘Ser humano’ en la Filosofía de 1º. Permite también un tratamiento del tema de la naturaleza de la conciencia y la sabiduría en numerosos autores de la Historia de la Filosofía, mostrando la universalidad de esta experiencia y su papel como fuente de conceptos clave de muchos filósofos. En Psicología puede usarse para introducir los conceptos de ‘experiencias cumbre’ y el ‘hombre autorrealizado’ en la psicología humanista de A. Maslow y en la psicología transpersonal.

Preguntas para los alumnos:

1.- Comparar la descripción de Juan de la Cruz con la definición platónica del estado de sabiduría.

2.- Comparar el texto de Juan de la Cruz con la ‘conciencia ilimitada’ de Tennyson.

3.- Comparar el poema de Juan de la Cruz con la descripción de Plotino sobre la contemplación y la sabiduría.

Referencias:

– HAGELIN, J.: ¿Is Consciousness the Unified Field? A Field Theorist Perspective. Modern Science and Vedic Science. Vol. I.1, pp. 28-87. MUM Press. Iowa. 1987.

SAN JUAN DE LA CRUZ: Biblioteca virtual Miguel de Cervantes.

-TOFT, E.: Transcendental Speech and Poetic Expression in John of Cross. Modern Science and Vedic Science. Vol. X.1, pp. 56-74. MUM Press. Iowa. 2000.

Vida de San Juan de la Cruz

Anuncios

Publicado el 28/03/2011 en CIENCIA VÉDICA, COMENTARIOS, CONCIENCIA PURA, EJERCICIOS, ESTADOS SUPERIORES DE CONCIENCIA, LITERATURA Y SOPHÍA, MEDITACIÓN, TEXTOS, UPANGAS, VIDEOS. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: