LAS RUINAS DE DETROIT: UNA REFLEXIÓN SOBRE LA ECONOMÍA

La imagen muestra el deterioro del United Artists Theater, un teatro de estilo gótico español en Detroit. Forma parte de una colección más amplia de fotografías titulada ‘Las Ruinas de Detroit’ por Yves Marchand y Romain Meffre que ilustra el dramático declive de esta ciudad, la capital de la industria automovilística y cuarta ciudad de E.EU.U.

En esta ciudad H. Ford en 1913 perfeccionó la línea de montaje en cadena para la producción masiva de automóviles, el paradigma del consumo y la libertad individual del siglo XX. Atraídos por el sueño de la revolución industrial acudieron en masa a ella emprendedores, ingenieros e inmigrantes, llegando a ser la sede de la mayor empresa industrial del mundo (General Motors). En los años 50 llegó a tener casi 2 millones de habitantes, hoy no alcanza ni siquiera 1 millón.

La clase trabajadora tenía aquí en los años 50 el ingreso medio per cápita más alto y el porcentaje mayor de casas en propiedad de E.E.U.U.  Ahora el paro oficial es del 28% (el real se estima en un 50%). El 50% de los niños son pobres, desde 2006 han cerrado la mitad de las escuelas públicas, la tasa de mortalidad infantil es similar a la de la República Dominicana y los embargos por impago de hipoteca son masivos. Detroit es hoy una ciudad fantasma.

El relato de este declive es más que un mero problema de falta de competitividad industrial o de asalto sistemático a las condiciones de vida de las clases trabajadoras, incapaces ya de satisfacer las necesidades vitales más básicas. Es más incluso que el resultado del declive de un imperio lanzado a la vorágine de la especulación en el gran Casino Global de la economía financiera y a las aventuras militares extranjeras para imponer a fuego y muerte su dominio.

Es en realidad el paradigma vivo de la naturaleza de todo un sistema monetario-financiero-militar-económico-político-cultural. Una muestra elocuente de su naturaleza parasitaria, corrupta y criminal. Nos permitirá explicar cómo este sistema monetario-financiero actual se basa en la creación de dinero ficticio a partir de la nada, un monopolio en manos de unos pocos que controlan los bancos centrales que son de facto de propiedad privada. Luego ese dinero ficticio es multiplicado también a partir de la nada (apalancamiento) por los bancos comerciales mediante préstamos basados en el sistema de la reserva fraccionada. Todo el dinero es pues DEUDA, una forma de expropiación de la riqueza ajena mediante el pago del capital prestado (creado) más los intereses impuestos. Este control del dinero permite el control total del sistema: ejército, política, economía, industria, medios de comunicación, etc., en unas pocas manos.

“No me importa qué marioneta ocupe el trono de Inglaterra para gobernar el imperio en el cual nunca se pone el sol. Quien controla la emisión del dinero de Gran Bretaña controla el imperio británico, y yo controlo la emisión del dinero de Gran Bretaña”.

(Nathan Rothschild)

“Los pocos que comprenden el sistema estarán tan interesados en sus beneficios o serán tan dependientes de sus favores que no habrá oposición por parte de esta clase. Mientras que por otro lado la gran mayoría de la gente, incapaz mentalmente de comprender la tremenda ventaja que el capital deriva del sistema, soportarán sus cargas sin quejarse, e incluso sin sospechar siquiera que el sistema es enemigo de sus intereses”.

(Carta de los hermanos Rothschild de Londres  a sus socios en Nueva York, 1863).

Al servicio de este proceso de concentración creciente de la riqueza se crean artificialmente los ciclos de expansión (aumento de la masa de dinero = más deuda) y depresión (reducción del dinero = apropiación de la riqueza ajena). Las naciones son esclavizadas  mediante la deuda y las guerras son instrumentos para imponerla por la fuerza al que se resiste y enriquecerse aún más. La pobreza es pues un rasgo inherente en el sistema, la guerra necesaria para hacer negocios, el hambre de millones una forma de lucro, promover la enfermedad una oportunidad para las ventas y la destrucción de la naturaleza, un medio para aumentar los beneficios. La pretensión última es crear un sistema de banco central-dinero-gobierno mundial donde toda la riqueza y el poder estarían en manos de una oligarquía financiera. Y los demás serán meros siervos, la vuelta en suma a un sistema feudal:

“Las guerras deben ser dirigidas de modo que las naciones en ambos bandos estén cada vez más endeudadas con nosotros…./…. El pánico y las depresiones financieras resultarán finalmente en un Gobierno Mundial, un nuevo orden de un gobierno mundial”

(A. M. Rothschild ante una reunión de los doce hombres más ricos de Prusia en 1774, Frankfurt)

Hay, por tanto, una necesidad moral imperiosa de un despertar individual y colectivo de la conciencia, de comprender la naturaleza real del poder tras las meras apariencias (gobiernos) y de cambiar radicalmente este sistema. Este cambio sólo podrá tener una premisa: colocar al hombre (la conciencia) y su desarrollo en el centro, todo lo demás (la materia, las cosas) serán medios y no fines en sí mismos. Este es el significado de una civilización basada en la conciencia.

Didáctica:

Este tema es apropiado para ser desarrollado tanto en los cursos de Ética, como en el bloque dedicado a filosofía social (Filosofía de 1º) y en temas de Historia de la Filosofía, como por ejemplo, el marxismo.

EL DINERO ES DEUDA I

EL DINERO ES DEUDA II

Citas para reflexionar:

–         “Los problemas a los que nos enfrentamos hoy no pueden ser resueltos por las mismas mentes que los crearon”: Albert Einstein.

–         Pecunia, si uti scis, ancilla est; si nescis, domina. “El dinero, si sabes cómo usarlo, es tu esclavo; si no sabes, es tu amo”.

–         “Hay una guerra de clases, es cierto, pero es mi clase, la clase rica la que está haciendo la guerra, y vamos ganando”: Warren Buffett (3ª fortuna del mundo), citado en New York Times, Noviembre 2006.

–         “Los banqueros son los dueños de la tierra. Si queréis seguir siendo esclavos de los banqueros y pagar el precio de vuestra propia esclavitud,  dejadles continuar creando el dinero”: Sir Josiah Stamp, Gobernador  del Banco de Inglaterra, 1920’s.

–         “Dejadme emitir y controlar el dinero de una nación y no me importa quién escriba las leyes”: Mayer Amschel Rothschild (1744-1812), fundador de la casa Rothschild.

–         “Hay dos formas de conquistar y esclavizar una nación. Una es por la espada. La otra es por la deuda”: John Adams, (presidente de E.E.U.U., 1735-1826)

–         “Es suficiente que el pueblo de esta nación no entienda nuestro sistema bancario y monetario, porque si lo hiciera, creo que habría una revolución antes de mañana por la mañana”: Henry Ford.

Referencias:

– Jerry White: Deindustrialization, the UAW and the Decline of Detroit, 25 March 2010.

Money as debt.

Positive Money

LOS DUEÑOS DEL DINERO

(The Money Masters: subtítulos en español; 1996)

)

Anuncios

Publicado el 20/03/2011 en COMENTARIOS, EJERCICIOS, MEDIOS DE COMUNICACIÓN, TEXTOS, VIDEOS. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: