PLATÓN / ARISTÓTELES

Detalle de ‘la escuela de Atenas’ de Rafael

¿Cómo expresar la diferencia fundamental entre las posturas filosóficas de Platón y Aristóteles? En el cuadro de Rafael, la escuela de Atenas, los principales filósofos y científicos griegos están simbolicamente representados. En el centro aparecen dos figuras: Platón, el más anciano, sostiene en su mano izquierda el Timeo, mientras con la otra apunta con su dedo hacia lo alto. De este modo, se quiere indicar que su filosofía se interesa por la realidad última, trascendental, absoluta, divina, inmaterial e inmutable. El propósito de su filosofía es alcanzar el estado de sabiduría, la experiencia directa de la realidad última, expresarlo intelectualmente y explicar todo lo demás en función de esa realidad.

A su lado, Aristóteles, el más joven, sostiene en una mano la Etica, mientras con la otra señala hacia el suelo. De este modo se simboliza que su interés fundamental se centra en el mundo fenoménico, cambiante y material. El propósito de su filosofía es formular los conceptos y los principios que lo describan y expliquen adecuadamente.

Platón basa su filosofía en la experiencia trascendental, un estado de inteligencia pura o sabiduría (sophía) en el cual la inteligencia  individual (nous) se unifica con la inteligencia cósmica. Sólo esta realidad es verdadera y sólo este estado proporciona conocimiento verdadero. En comparación, el mundo fenoménico y cambiante que se experimenta durante la vigilia es mera apariencia, un mundo de sombras, similar al sueño, objeto sólo de la doxa, la opinión probable. Para conocer, la inteligencia debe purificarse, retirándose de los sentidos y de la experiencia del cambio, ésto es la Dialéctica. Los sentidos no son una fuente fiable de conocimiento

Por el contrario, Aristóteles filosofa el mundo que nos muestra la experiencia de la vigilia. Cuando la inteligencia se exterioriza a través de los sentidos percibe un mundo de objetos múltiples, diferentes unos de otros, que parecen existir fuera de la mente e independientemente de ella. De este modo, su filosofía se basa en el presupuesto de que este mundo que se nos ofrece ante los sentidos es la verdadera realidad. La función de su filosofía es explicarlo. Esta actitud básica se denomina ‘realismo directo o ingenuo’, porque no cuestiona la validez de la experiencia sensorial. Toda su filosofía y su ciencia es comprensible a la luz de esta actitud. Los sentidos son, pues, el origen de todo nuestro conocimiento. Sin la experiencia sensorial seríamos totalmente incapaces de formar concepto alguno. Esta postura epistemológica se denomina ‘empirismo’.

Así, Platón y Aristóteles filosofan dos experiencias diferentes, dos estados de conciencia distintos, en los cuales la realidad y el conocimiento son diferentes en su naturaleza y validez. Tras pasar 20 años con Platón en la Academia, Aristóteles abandonó Atenas a su muerte, no volviendo hasta después de 12 años para fundar el Liceo. No habiendo alcanzado la misma profundidad que Platón en su experiencia de la conciencia pura, fue alejándose progresivamente de sus ideas y formulando otras nuevas que estuvieran acordes con su experiencia de la realidad y del conocimiento, con su propio estado de conciencia. Esta es la razón fundamental de sus diferencias filosóficas. Aún así, Aristóteles conservó e introdujo en su propia filosofía muchos de los temas y de las ideas que había absorbido durante los 20 años que pasó bajo la sombra espiritual de Platón.

Didáctica: A partir de esta imagen es posible introducir toda la filosofía de Platón y de Aristóteles (Historia de la Filosofía), pero también temas básicos de la teoría del conocimiento (racionalismo / empirismo) y de la metafísica (realidad / apariencia) en Filosofía de 1º.

Textos de apoyo:

Sobre Dios (theos) y la contemplación (theoría):

“De este principio dependen, pues, los cielos y la naturaleza. Y ésta es la vida mejor que podemos disfrutar, aunque sea sólo por breve tiempo (puesto que él está siempre en este estado, pero nosotros no podemos) puesto que su acto es también placer.

… /… Si, por tanto, Dios se encuentra siempre en este estado bueno en el cual nosotros nos encontramos a veces, ésto es cosa admirable: y si en un estado mejor, todavía más admirable. Y Dios está en un estado mejor. Y la vida pertenece también a Dios, pues el acto de entender es vida y Dios es ese acto. Y el acto por sí mismo de Dios es la vida mejor y eterna. Decimos, por tanto, que Dios es un ser vivo, eterno, el mejor, de modo que la vida y la duración eterna y continua pertenecen a Dios; puesto que ésto es Dios”.

Metafísica, 1072 b15 y ss.

Sobre la inteligencia creativa (nous poietikos) en el hombre y la iluminación:

“Así pues, existe un nous que es capaz de llegar a ser todas las cosas y otro capaz de hacerlas todas; este último es una especie de estado positivo como la luz: también la luz hace en cierto modo de los colores en potencia colores en acto. Este nous es separado, sin mezcla e impasible, siendo en esencia acto, porque siempre es más excelente lo activo que lo pasivo, la causa que la materia…/… no ocurre que el nous contemple a veces y otras deje de contemplar. Una vez separado es sólo aquello que en realidad es y unicamente ésto es inmortal y eterno. Nosotros, sin embargo, no somos capaces de recordarlo, porque este principio es impasible, mientras que el nous pasivo es perecedero y sin él no piensa nada”

Sobre el alma, 430 a14 y ss.

Sobre la vida divina y nuestro verdadero yo:

“Tal vida, sin embargo, sería demasiado excelente para el hombre. En cuanto hombre, en efecto, no vivirá de esta manera, sino en cuanto hay en él algo divino, y en la medida en que ese algo es superior al compuesto humano, en esa medida lo es también su actividad a la de las otras virtudes. Si, por tanto, la inteligencia es divina respecto del hombre, también la vida según ella es divina respecto de la vida humana. Pero no hemos de tener, como algunos nos aconsejan, pensamientos humanos puesto que somos hombres, ni mortales puesto que somos mortales sino en la medida de lo posible inmortalizarnos y hacer todo lo que  está a nuestro alcance por vivir de acuerdo con lo más excelente que hay en nosotros; en efecto, aún cuando es pequeño en volumen, excede con mucho a todo lo demás en poder y dignidad. Parece también que cada uno es ese elemento precisamente, si cada uno es lo principal y lo mejor que hay en él; por consiguiente, sería absurdo no elegir la vida de uno mismo sino la de otro.”

Etica a Nicómaco, 1177 b25 y ss.

BIOGRAFÍA DE ARISTÓTELES


Anuncios

Publicado el 18/03/2011 en COMENTARIOS, EJERCICIOS, FILOSOFÍA GRIEGA, PLATÓN, VIDEOS. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: